Buscador

Cargando...

31 de diciembre de 2013

Adiós 2013. Hola 2014

El 2013 está apunto de finalizar y yo espero el 2014 con los brazos abiertos, deseando que sea un año bueno, feliz, saludable y productivo. Este al que todavía le quedan unas horas, me ha dejado un bonito regalo, quizá una de las mejores cosas de los últimos meses: la participación en el NaNoWriMo. Actualmente estoy en proceso de corrección de la novela resultante y, aunque sufro mis episodios de bloqueo de vez en cuando, estoy contenta con los resultados que van saliendo.

Me despido deseándoos unas felices fiestas y un próspero año 2014 y para hacerlo, nada mejor que con un cartel de Mr. Wonderful con montones de pequeños propósitos:


3 de diciembre de 2013

NaNoWriMo: la excusa de mi desaparición

Cuando reabrí el blog hace un par de meses, tenía como proposito actualizar con más frecuencia que antes con el objetivo de no dejar este rinconcito personal olvidado. Pero al llegar el mes de noviembre algo se cruzó en mi camino y no lo quise dejar escapar: el NaNoWriMo o National Novel Writing Month atendiendo a sus siglas en inglés.


Se trata de un proyecto en el que tienes que escribir como mínimo 1667 palabras al día durante el mes de noviembre para llegar a tener en tus manos, o en tu ordenador, una novela de 50000 palabras. Se trata de escribir por escribir, sin bloqueos, sin "esto está mal, voy a cambiarlo" porque las correcciones vienen después.

El año pasado lo intenté sin mucho éxito, pues apenas llegué al tercer día, lo dejé. Falta de motivación, supongo. Este 2013 ha sido distinto en muchos aspectos y me puse entre ceja y ceja el reto de conseguirlo. Y lo he logrado: el 30 de noviembre estaba validando mi novela en la web del NaNoWriMo y apareciendo como ganadora. ¿Qué se gana? La satisfacción de conseguir redactar una novela en un mes. En mi caso, la gran satisfacción de ser capaz de terminar de escribir un libro por primera vez en mi vida. Tengo muchas historias empezadas pero ninguna a excepción de a esta última, he llegado a ponerle la palabra fin. Además este año no lo he hecho sola, pues Cirenia del blog Yo leo, Yo comento ha sido mi compañera de batallas y de ánimos, ya que ella también estaba participando y lo ha conseguido. Aprovecho desde aquí para darle las gracias a mi familia,  a mis amig@s y a toda la gente de Facebook y Twitter que, durante esta lucha, me ha dado palabras de aliento. Dentro de poco me pondré con las correcciones, pero ese es otro tema aparte.

Así que, aquí tenéis la excusa de mi desaparición durante estos días. He terminado el borrador de mi primera novela en un mes y estoy súper contenta. 



25 de octubre de 2013

Finales inacabados




Nunca le gustaron los libros con finales inacabados. Por eso, decidió cerrar la historia de la mejor forma que se le ocurrió. Una lástima que al bibliotecario no le hiciera gracia encontrar las últimas páginas de la novela, repletas de anotaciones a bolígrafo.

Microrrelato de Rocío Muñoz

21 de octubre de 2013

Caperucitas malvadas


Hay muchas caperucitas, que son más malas que el lobo. La inocencia la perdieron el mismo día que comenzaron a mentir. Una lástima que aun existan cazadores que se apresuran a disparar antes de mirar. Y siempre acaban matando al pobre animal.

Microrrelato de Rocío Muñoz

16 de octubre de 2013

Miradas que matan




En el preciso instante en que la miré a los ojos, supe que me había matado. Me desplomé y el último recuerdo que me llevé a la otra vida, fue su amarga sonrisa.

Microrrelato de Rocío Muñoz